Kitchari: Una receta detox - Ayurveda & Yoga TNEquilibrium
2784
post-template-default,single,single-post,postid-2784,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.1.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
ayurveda-yoga-tnequilibrium-kitchari

Kitchari: Una receta detox

Algunas veces podemos sentir una sensación de pesadez o alguna otra señal de que nuestro organismo puede estar intoxicado. El Kitchari es un plato tradicional del Ayurveda que ofrece nutrientes esenciales para apoyar al sistema digestivo en su proceso de desintoxicación y limpieza, lo que nos ayudará a sentirnos más ligeros. Es una comida ideal para aquellas personas que tienen poca capacidad digestiva y  mucha acumulación de Ama (toxinas). Es caliente y energizante, nos ayuda a recuperar el fuego digestivo (Agni), a equilibrar los 3 Doshas y a mejorar la práctica de Yoga.

Es una receta muy conocida y utilizada en procesos de depuración durante los cambios de estaciones (especialmente en primavera). También puede ser consumida como monodieta. Es una comida sáttvica, recomendada dentro de un estilo de vida ayurvédico  También es ideal para niños y ancianos, o aquellas personas que se encuentren en períodos de convalecencia (etapa intermedia entre la enfermedad y la salud, durante el cual el organismo recupera gradualmente la vitalidad y la salud), ya que es de fácil digestión si la comparamos con otras legumbres.

Este plato está hecho con judías mungo (mung dahl), arroz basmati, especias, si lo deseas puedes agregarle verduras de temporada (según constitución), y ghee (o mantequilla clarificada). Las judías mungo destacan por su alto contenido en proteínas (25 g por cada 100 g), en fibra y en hidratos de carbono, así como por su bajo contenido en grasas. Es rica en vitaminas del grupo B, entre ellas la B1, la B3, la B6 y particularmente en ácido fólico (B9). También es rica en minerales como: magnesio, hierro, fósforo, potasio, cobre, calcio y selenio.

Ingredientes (Para cuatro personas):

  • 1 taza de arroz basmati
  • 1 taza de judías mungo o mung dahl (o 3/4 taza según gusto)
  • 3 cdas de ghee (mantequilla clarificada)
  • 2 cdtas. semillas de comino (también puede ser molido)
  • 1 cdta. cilantro o perejil (fresco o molido)
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cdta. jengibre fresco cortado y triturado (si eres Pitta no le pongas jengibre)
  • 1 cdta de cúrcuma molida
  • ½ cucharadita de pimienta
  • 1 cdta de asafétida (hing) (no importa si no tienes, aunque es ideal si eres Vata)
  • Sal (al gusto, muy poca si eres Kapha)
  • 4 tazas de agua (ajustar cantidad de agua según qué tan cremoso lo quieras, menos agua más seco, más agua es más cremoso)

Preparación (tiempo total de cocción: 30 – 40 minutos):

Coloca el ghee en una olla a fuego medio, agrega las especias (excepto el laurel, el cilantro o el perejil, que los pondrás al final). Deja que las especias se impregnen en el ghee (1 minuto aproximadamente). Luego, agrega  las judías mungo (que han estado en remojo durante toda la noche) remueve con una cuchara de madera, luego agrega el arroz basmati e incorpora las 3-4 tazas de agua, el líquido nunca debe exceder el nivel del arroz y de las judías mung (el grano debe sobresalir). Baja el fuego, agrega la hoja de laurel y tapa la olla. Con la cuchara de madera, remueve la preparación periódicamente. Al final de la cocción, agrega el cilantro o el perejil. Cocínalo hasta que el arroz y las judías mungo estén blandos. Si ves que necesita más agua puedes agregarle más, todo dependerá de si te gusta cremoso o seco.

El Kitchari es un plato muy fácil de preparar, sáttvico, de fácil digestión y nutritivo. Te recomiendo que te animes a prepararlo y lo pruebes. Tú cuerpo te lo agradecerá.

Buen provecho para ti y para toda tu familia ¡!!

“Una receta por sí misma no tiene alma, es tu trabajo dársela” Thomas Keller

ayurveda-yoga-tnequilibrium-fernanda-montoya-health-coach-circle