¿Cómo puedo comenzar a meditar? - Ayurveda & Yoga TNEquilibrium
18313
post-template-default,single,single-post,postid-18313,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.1.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
ayurveda-yoga-tnequilibrium-comenzar-meditar

¿Cómo puedo comenzar a meditar?

Todos queremos meditar porque sabemos que son muchos los beneficios de la meditación, pero muchos se preguntan: ¿Cómo puedo comenzar a meditar? ¿Cómo hago para saber que estoy meditando? Lo principal es comprender que la meditación no se encuentra fuera de nosotros, está al alcance de todos porque es un estado del Ser. Se presenta cada vez que estamos inmersos en el presente, cuando vivimos momentos extremos de felicidad, cuando observamos con atención el mar o un atardecer. Cuando escuchamos a alguien que nos habla y cuando conectamos con el mundo que nos rodea sin juicios.

Meditar es más sencillo de lo que se cree que es, porque no es vaciar nuestra mente de pensamientos (esto sería muy difícil), al contrario, es darnos cuenta de lo que estamos pensando, es reconocer a nuestros pensamientos y tener la capacidad de decidir que no estamos obligados a seguirlos en un ciclo repetitivo. Darnos cuenta de que estamos pensando, nos permite conocer el origen de las emociones que se expresan en nuestro cuerpo físico.

Meditar es darte cuenta de que no estás obligado a seguir tus pensamientos y emociones, sino que eres capaz de reconocerlos.

Hoy quiero compartir contigo 10 pasos para comenzar a meditar:

1) Siéntate en una posición cómoda con la espalda recta.

2) Respira sólo por la nariz, observando el flujo natural del proceso automático de la respiración.

3) Exhala lenta y profundamente, intentando que la exhalación sea más larga que la inspiración.

4) Enfoca tu atención en la respiración. Relaja la mandíbula, separa ligeramente los dientes. No tenses los hombros ni el cuello.

5) Siente como el flujo de aire entra por las fosas nasales y roza tu garganta.

6) Nota cómo tus pulmones se llenan de aire y observa este proceso en la expansión de tu abdomen y tórax.

7) Exhala y siente el proceso a la inversa.

8) Busca una actitud de testigo y observa tu respiración, dándote cuenta que este proceso ocurre de forma natural y que tu no tienes que hacer ningún esfuerzo para llevarlo a cabo.

9) Durante la exhalación lleva tu atención a aquellas zonas de tu cuerpo donde notes tensión para liberarlas y luego al inspirar llénalas de vitalidad.

10) Lleva tu atención al espacio oscuro que encuentras al cerrar tu ojos (tu conciencia chidakash), es como una pantalla de cine, conserva tu actitud de testigo y disfruta de esa oscuridad, es el espacio de tu conciencia, donde se manifiestan tus pensamientos, observa y permite que la energía divina dentro de ti te inunde, para que puedas reconocer tu verdadera naturaleza, tu esencia, tu existencia, conciencia y gozo (sat-chit-ananda).

“No hay nada más contrario a la serenidad que la inconstancia” Séneca

 

ayurveda-yoga-tnequilibrium-fernanda-montoya-health-coach-circle