7 Soluciones Ayurvédicas para la Caspa - Ayurveda & Yoga TNEquilibrium
18521
post-template-default,single,single-post,postid-18521,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.1.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
ayurveda-yoga-tnequilibrium-caspa

7 Soluciones Ayurvédicas para la Caspa

La caspa (Pityriasis Simplex o Furfuracea) es uno de los trastornos más comunes del cuero cabelludo. Consiste en la formación de hojuelas blancas o costras de piel muerta, que impiden la oxigenación de los folículos pilosos, debilitándolos y trayendo como consecuencia el adelgazamiento y la caída del cabello. A pesar de que es normal que exista un recambio de células en el cuero cabelludo y cierta descamación, algunas personas pueden sufrir de desprendimiento exagerado, acompañado de picor, inflamación, irritación y enrojecimiento.

La caspa es multifactorial, puede ser el resultado de la exposición frecuente al calor o al frío, a productos capilares que se van acumulando en el cuero cabelludo, a tratamientos de peluquería (tintes, alisados o permanentes), al estrés, estreñimiento, contaminación, o  puede también ser un síntoma de seborrea, psoriasis y micosis.

Remedios ayurvédicos fáciles que pueden ayudarte a aliviar la caspa:

 

  • Vinagre: Mezcla 4 cucharadas de vinagre en una taza de agua caliente. Vierte en el cuero cabelludo como el último enjuague antes de salir de la ducha.
  • Zumo de limón con vinagre: Mezcla 2 cucharadas de zumo de limón y 2 cucharadas de vinagre en una taza de agua. Aplica sobre el cuero cabelludo y masajea, luego enjuaga con agua tibia.
  • Aceite de almendras y aceite de oliva: Mezcla el aceite de almendras con el aceite de oliva en partes iguales, caliéntalo un poco, cuando esté tibio, aplícalo en el cuero cabelludo antes de ir a dormir. Ambos aceites son conocidos por tener excelentes cualidades para ayudar a crecer el pelo, así como nutrir el cuero cabelludo. Si tu constitución es predominantemente Pitta, sustituye estos aceites por aceite de coco y aceite de ricino.
  • Agua y aceite esencial de árbol de té: Mezcla una cucharada de aceite de árbol de té en una taza de agua caliente, y lava tu pelo con esta mezcla. Lo ideal es que lo utilices como último enjuague antes de salir de la ducha. Deja que se absorba por completo. Si el olor te disgusta o te parece muy fuerte puedes agregar unas gotas de aceite esencial de lavanda que potenciará su efecto y te generará una sensación de calma y bienestar.
  • Gel de Aloe Vera: Es extraído de las hojas de la planta de Aloe Vera. Es muy sencillo de aplicar, sólo tienes que colocar el gel en el cuero cabelludo y dejarlo actuar durante toda la noche. A la mañana siguiente te debes lavar el cabello con un champú de pH neutro.
  • Polvo de Amla: El Amla es una fruta (grosella) de la India con un alto contenido en vitamina C. Puedes conseguirla en polvo y hacer una pasta con agua o aceite de coco. Lo distribuyes por el cuero cabelludo y lo dejas actuar 1 hora, luego te lavas el cabello con champú de pH neutro.
  • Polvo de Neem y limón: Las hojas de Neem son ampliamente utilizadas en la Medicina Ayurveda por sus múltiples propiedades, entre ellas ayuda a purificar la sangre, lo que trae como consecuencia la limpieza de la piel y el cuero cabelludo. El Neem se puede usar para tratar la micosis, los eczemas y la psoriasis asociada a la presencia de caspa. Para aplicarlo en tu cuero cabelludo, tienes que mezclar Neem en polvo con zumo de limón hasta hacer una pasta. Deja actuar 1 hora y enjuaga con champú de pH neutro.

Cuida tu estilo de vida y prueba alguno de estos tratamientos con fuerza de voluntad y constancia, verás como la naturaleza hace su trabajo y te provee de un cuero cabelludo sano.

“Nuestro cuerpo es nuestro jardín y nuestra voluntad, el jardinero” William Shakespeare

ayurveda-yoga-tnequilibrium-fernanda-montoya-health-coach-circle